Cómo evitar el bullying y ciberbullying en los más jóvenes

La vuelta al cole está ya al caer. En unos días miles y miles de niños y adolescentes de toda España volverán a las aulas. Y, con ello, desafortunadamente, repunta el bullying y ciberbullying. En España, según un estudio de Save the Children, 1 de cada 10 alumnos asegura haber sufrido algún tipo de acoso en el colegio o a través de Internet. Si bien el acoso escolar está limitado al centro educativo, el ciberbullying va mucho más allá, no tiene límites ni horarios. El ciberbullying está “abierto” las 24 horas del día, 7 días a la semana, 365 días al año. Según la última encuesta de Net Children Go Mobile a 500 menores de España y sus progenitores, el 12% de niños y niñas de 9 a 16 años ha sido víctima de ciberbullying.

Y más hoy en día, una época en la que las nuevas tecnologías y el uso de teléfonos móviles entre los niños y sobre todo entre los más adolescentes es una realidad. Según una encuesta realizada por el Ministerio del Interior, un 60% de menores usa Internet entre una y dos horas diarias. Pero lo más alarmante, es que un tercio de sus contactos en la red son con desconocidos.

Pero, ¿qué características tiene el ciberbullying? 

  • – Normalmente se realiza a través de los teléfonos móviles, principalmente a través de Whatsapp, la red social de mensajería instantánea más utilizada en España. Le siguen el ordenador de sobremesa y la tablet.
  • – Las redes sociales también suelen registrar casos de ciberbullying.
  • – Insultos, amenazas, venganza o comentarios agresivos son las causas de acoso de ciberbullying. También los rumores falsos es otra de las causas más comunes para acosar.
  • – También es común el envío de fotografías en la mayoría de ocasiones retocadas, que ridiculizan al acosado.

 

Y, ¿cómo podemos prevenirlo? La educación es fundamental. Ya en las escuelas y centros sociales se realizan charlas y talleres para concienciar a los más pequeños de no hacerlo por un lado, y de notificarlo por parte de aquellos que lo sufren. Pero como decimos, el punto de partida es siempre la educación en el hogar a la hora de concienciar a los más jóvenes sobre esta problemática y saber cómo actuar. Aquí van algunos consejos si eres padre, madre o tutor:

  • – Primero de todo, ¡infórmate! Puede que tus hijos sepan más que tú sobre Internet, así que mientras puedas, aprende sobre ello por lo menos saber qué son y cómo funcionan las nuevas tecnologías, y de consecuencias como el acoso o ciberbullying.
  • -Habla con él, transmitirle las consecuencias del ciberacoso y del uso de las nuevas tecnologías, y dile que no siga el juego del acosador.
  • – Establece unas normas de uso de las nuevas tecnologías, de lo que pueden y no pueden hacer.
  • – Explícale que no tiene que aceptar perfiles en redes sociales o números de teléfono que no tenga guardados o no conozca, y menos aún darle información o compartir fotografías.
  • – Como ya comentamos en otro de nuestros posts, es posible establecer unas medidas de seguridad en los ordenadores, móviles y tablets para bloquear ciertas páginas o contenidos.
  • – Apóyalo: tanto si es el acosado como el acosador, hay que mostrarse prudente, escucharlo, hablar con él y comunicarse para entender el origen del problema. Si es el acosado, hay que tratar que no se sienta sólo o culpable.
  • – Actuar en consecuencia: una vez detectado el ciberbullying es importante ponerse en contacto con el colegio y/o los padres de la otra persona implicada para tomar las medidas oportunas.

Pero cada vez más, las empresas están poniendo también de su parte para derrotar el ciberacoso. Es el caso de Instagram, que recientemente ha anunciado que usará la inteligencia artificial para eliminar los comentarios ofensivos en los perfiles o en retransmisiones en directo. La herramienta que utiliza Instagram para realizar el bloqueo a estos comentarios es DeepText que también utiliza Facebook, su empresa matriz.

Cómo evitar el bullying o ciberacoso en los más jóvenes

En el mundo de las apps móviles, destacamos Parental Click, la primera aplicación que permite obtener pruebas legales para enfrentarse a un caso de bullying en un juicio. Como indica en su página web, esta app acompaña de forma legal al acosado mientras aprende a identificar y reaccionar ante los peligros, lo desconocido y los desconocidos en Internet y su móvil.

Cómo evitar el bullying o ciberacoso en los más jóvenes

En el lado de los educadores existe Stop!t, una de las apps más populares que aborda la falta de preparación del profesorado y le ayuda a detectarlo de forma sencilla. También permite a los afectados reportar su caso de abuso, enviando imágenes o cualquier prueba a los administradores.

Cómo evitar el bullying o ciberacoso en los más jóvenes

Otra aplicación que cabe destacar es RompeBullying, una app para reeducar al acosador. Ésta convierte los mensajes ofensivos del acosador en más amables, tanto en el móvil de la víctima como del acosador.

 Cómo evitar el bullying o acoso cibernético

Estas son sólo unas pocas herramientas y consejos para combatir esta práctica cada vez más común entre los jóvenes. Hay mucho camino por recorrer, pero con educación y buenas prácticas es posible disminuir el ciberacoso.

El peligro de conectarse a una red Wifi gratuita

¡Qué bien, acabo de encontrar una red wifi gratis y me he conectado! Nos conectamos en bares, restaurantes, centros comerciales, en los transportes, en los centros de las ciudades… ¡En todas partes! Y en cualquier momento. Eso está genial, ya que evita gastarnos nuestros datos, al menos. Pero, ¿hemos pensado en si es o no peligroso? ¿Qué riesgos comporta conectarnos a una red pública? Según un estudio de Kaspersky, 1 de cada 10 españoles no utiliza medios para proteger sus datos, porcentaje mayor en el caso de las tablets. Y sólo el 48% de los usuarios cree que la imprudencia al no tomar medidas oportunas, puede ser motivo de de robo de datos por parte de los hackers. Así que hoy, en el blog de Noucom, queremos contaros eso precisamente, qué peligros existen y cómo mantener a salvo nuestra privacidad en la medida de lo posible.

Pues bien, imagínate que estás en una fiesta de una ciudad, y existen redes públicas abiertas bajo el nombre “Fiesta_Grande” y “Fiesta_Grande1”. ¿Cuál de las dos es la correcta? ¿Cómo sabemos si una de ellas no es engañosa? En la mayoría de ocasiones, se desconoce quién es el creador o administrador de esas redes wifi. Una de las dos, seguramente será el Ayuntamiento pero, ¿y la otra? Puede que sea alguien que quiera robarte tus datos. Así pues, piensa siempre mal en primera instancia, o por lo menos sé prudente. Quizás esa red gratuita ha sido creada por ciberdelincuentes.

wifi

Pero existe una manera de evitar la conexión automática a una red wifi. Todos los Smartphone lo tienen y el tuyo no será una excepción. Así que tan sólo tienes que entrar en tus Ajustes o Configuración y activa la opción de “Preguntar para acceder”. Serás tú el que decidirá si conectarse o no, y en qué red.

No descargues archivos o te conectes a tu banco

Si aun así decides conectarte, trata de preguntar a un responsable si es o no la red correcta, intenta conectarte a páginas “https” y no descargues archivos o accedas a tus datos bancarios.

Aun así, al conectarnos a una conexión wifi pública es difícil garantizar la seguridad de quienes acceden a ella. Los hackers están siempre al acecho de nuestra información y son capaces de saber en un momento qué dispositivo utilizamos, nuestra ubicación, o información personal. Un consejo: desactiva el wifi cuando no lo necesites. 😉

¿Eres adicto a Internet? ¡Detéctalo!

Las nuevas tecnologías forman cada vez más parte de nuestra vida, los móviles, tablets, ordenadores o videoconsolas conectadas a la red son ya una prolongación de nosotros mismos. En cierta manera mejoran nuestra calidad de vida, nos dan libertad para ciertas cosas y una mayor comodidad a la hora de realizar ciertas tareas. Pero como toda parte positiva, existe también otra negativa. Así que lanzamos la pregunta: ¿somos adictos a Internet y las nuevas tecnologías? Según la OMS, en España se calcula que entre un 6 y 9% de los usuarios que utilizan Internet puede haber desarrollado algún tipo de adicción. Y, lo que es aún más alarmante, un 33% de las consultas de pediatría tienen que ver con temas relacionados con Internet o el uso del móvil. Según otro estudio reciente de Kelisto, casi 50.000 adolescentes tienen adicción a Internet, y casi un millón está en riesgo de padecerla. Cifras sin duda alarmantes.

¿Eres adicto a Internet? ¡Detéctalo!

Pero, ¿qué significa ser adicto a Internet?

Según Wikipedia, la ciberadicción, o trastorno de adicción a Internet, supone un uso abusivo de las nuevas tecnologías a través de los distintos dispositivos que interfiere con la vida diaria. Según una Investigación sobre conductas adictivas a Internet entre los adolescentes europeos, Eu.net.ad, cree que se puede hablar de adicción cuando se emplean más de 18 horas a la semana jugando con el ordenador, cuando se pasan más de 14 horas en redes sociales o se tienen más de 500 amigos online.

¿Cuáles pueden ser las consecuencias de un uso abusivo de Internet?

Como con todo, la moderación es la clave de todo. Pero para aquellos que ya han cruzado la delgada línea entre lo correcto y lo excesivo, puede detectarse:

  • Un incremento de fracaso escolar o laboral
  • Tendencia a la soledad, introversión o aislamiento
  • Una conducta agresiva
  • Aumento de la ansiedad
  • Alteración del sueño y la alimentación

¿Cómo prevenir esa adicción a Internet?

En China, para proteger a lo que ellos llaman “cyberyonkis”, se realizan descargas eléctricas. En nuestro país, no vamos a llegar a este extremo, así que a continuación enumeraremos algunos consejos a tener en cuenta para mantener a raya el uso de Internet. Pero algo primordial es también hablar con algún especialista que pueda asesorarnos mejor ante este tipo de conductas:

  • Lo primero que hay que tener en cuenta ante cualquier adicción, es que la persona que lo padece, debe aceptar y admitir que necesita hacer algo para cambiar esos hábitos.
  • Habría que poner un límite de tiempo al uso de los dispositivos móviles, es decir, añadir una alarma con un tiempo máximo de uso, limitando la conexión a unas horas previamente pactadas.
  • Incluir en la rutina diaria otras actividades que no impliquen el uso de Internet. Desde ayudar en las tareas del hogar, quedar con amigos, ir al cine, hacer deporte, etc. Todo sin teléfonos de por medio.

Y, sobre todo, es necesario educar y educarse acerca de las nuevas tecnologías y lo que conlleva su uso, hay que moderar su consumo y, lo más importante, mantenerse conectado del mundo real.

Día Internet Seguro, concienciar a niños y mayores

Esta semana se ha celebrado el Día Internacional del Internet segura. Tiene lugar cada año en el mes de febrero y se celebra en más de 100 países del mundo. Esta fecha fue promovido en 1999 por la Comisión Europea y la Red Europea por un Internet seguro, con la finalidad de informar y promover entre la sociedad un uso responsable y seguro de las nuevas tecnologías de la información, y más especialmente entre los más jóvenes y niños, más vulnerables ante la red de redes.

dia internet seguro proteger niños mayores

Este uso responsable no sólo se promueve a través de ordenadores, sino también a través de teléfonos móviles y otros dispositivos como videoconsolas o tablets. Este día trata de concienciar no sólo a los niños y adolescentes de un buen uso de las tecnologías, sino también a los padres. Que éstos traten de utilizar Internet como una herramienta cuyas ventajas son infinitas, pero también como un peligro antes el cual hay que estar alerta, pues todo tiene consecuencias.

Internet no sólo en los ordenadores, también en tablets o videoconsolas

Y es que los más pequeños ya manejan incluso mejor que sus padre redes sociales como YouTube o Facebook. Pero también saben cómo utilizar chats o fotos, y esto podría llevar a contactar con extraños o descargar contenidos maliciosos o con virus.  En este ejemplo Snapchat, dirigido sobre todo a los más pequeños.

Día Internet seguro, proteger niños mayores

Desde las grandes corporaciones como Google, han realizado una serie de recomendaciones para que tanto mayores como niños lo utilicen de forma correcta. Entre ellas destacan:

  • Aumentar la comunicación entre padres e hijos sobre las ventajas y riesgos de Internet, así como sus consecuencias.
  • Estar al día de la edad recomendada en ciertas páginas web, contenidos o redes sociales. Un ejemplo: Facebook no permite acceder a menores de 13 años.
  • Incluir filtros de seguridad a los menores o que comprendan el derecho a la privacidad, para no compartir contraseñas o datos que pudieran atender a su integridad.

Sabemos que cuesta tener controlados a los niños cuando tienen entre las manos un dispositivo móvil. Pero hay que controlarlos, que aprendan desde pequeños que no todo vale y, sobre todo, si ellos se comportan de forma responsable, también lo harán los de su alrededor.

6 puntos clave a la hora de escoger un Smartphone

Cambiar de Smartphone es una de esas cosas que a todos nos hace ilusión, aunque eso implique empaparse de las últimas novedades del mercado, precios, información técnica y demás aspectos que comprobamos antes de hacer la elección. De repente nos convertimos en auténticos profesionales del tema, aunque tan sólo sea por unos días, para después centrarnos en descubrir las pijadas que lleva nuestro nuevo teléfono y por último caer en la rutina del día a día, es decir, cuando el móvil tiene 4 meses y se ha quedado viejito porque han salido tropecientos nuevos modelos. En fin…. Así es el mundo de la tecnología.Leer más