6 consejos para proteger a los niños en Internet

En la actualidad, navegar por Internet y el uso de los dispositivos móviles se ha convertido en algo muy común y usual entre los niños y adolescentes. Desde el colegio, ya comienzan a utilizarlo y ven a sus familiares y otros amigos utilizarlo de forma habitual, por lo que adquieren ellos mismos ese hábito desde muy pequeños.

Y es que un estudio  el uso de las nuevas tecnologías y navegar se han convertido en una herramienta o juego más para los niños y adolescentes. Según un estudio del INE, casi 7 de cada 10 menores españoles de 4 a 16 años utiliza habitualmente la Red. Y el 60% de los niños de entre 9 y 15 años se conectan diariamente a Internet.

consejos proteger niños internet

Es su primera experiencia con juegos digitales, con el uso del chat o las redes sociales. De ahí que muchos padres sientan la necesidad de protegerlos y controlar la conexión para evitar riesgos innecesarios. Según una encuesta de Kaspersky Lab y B2B International, el 55% de los padres declararon un aumento de las amenazas en línea para sus hijos. Pero también 3 de cada 10 se declaran incapaces de controlarlos. ¿Qué hago? ¿Qué programas puedo instalar?

Para no tener dudas, y además de las recomendaciones que os dimos en uno de nuestros posts anteriores, aquí os dejamos con un listado de 6 consejos y recomendaciones para proteger a niños y adolescentes ante cualquier amenaza por Internet:

  1. Utilizar un software de control parental y controles en los dispositivos móviles: se tratan de filtros que se aplican para bloquear o dar acceso a ciertas páginas. Para móviles, existen numerosas apps que permiten controlar el tiempo de uso del dispositivo, conocer la localización del usuario, permiten monitorizar qué sitios visitan o bloquear webs peligrosas o inapropiadas. Algunas de estas apps son: Dinner Time Plus, Qustodio o Kuukla, entre muchas otras.

    consejos proteger niños internet

    DinnerTime, una de las apps de control parental

  2. Limitar las descargas: un simple juego o canción a priori inofensivos pueden convertirse en la puerta para virus o spyware malicioso.
  3. Verifica los programas o navegadores de forma periódica: no sea que los más pequeños sepan cómo borrar el historial o utilicen otros navegadores ocultos.
  4. Limita el uso de las redes sociales: hay un límite de edad impuesta en cada red social para el uso de menores. Por ejemplo, los niños menores de 13 años no pueden crear una cuenta en Facebook aunque estén con sus padres o tutor lega.
  5. Limita el tiempo de uso: si por ellos fuera, estarían todo el día delante de la pequeña pantalla. Limitar un tiempo para cada cosa y ponerles límites hará que valoren más ese tiempo y lo usen de forma más eficiente.
  6. Cambia la configuración de los navegadores: en cada navegador es posible bloquear ciertas páginas o palabras.

Pero sobre todo, lo más importante es informar a los niños de los problemas que puede llevar un mal uso de las nuevas tecnologías. Es necesario hablar abiertamente con ellos sobre el acoso cibernético, la importancia de no intercambiar información o contraseñas con usuarios que no conocen o de informar ante la mínima sospecha que tengan.

Campaña de Ministerio contra la violencia de género digital

El Ministerio de Sanidad, en colaboración con PantallasAmigas y Twitter, ha lanzado una nueva campaña para concienciar a los más jóvenes sobre la violencia de género digital, “una nueva forma de maltrato”, como indicó la ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Dolors Montserrat.

7L3X1818

Y es que según datos del propio Ministerio, el 29% de los adolescentes reconoce que ha sufrido algún tipo de control abusivo en Internet. Pero, ¿sabemos realmente qué formas de violencia de género digital existen? Según el Ministerio no, muchas veces estas acciones no son percibidas como tal. En este sentido, según Sanidad, 1 de cada 3 chicas de entre 15 y 19 años considera inevitable o aceptable situaciones de control. De ahí la necesidad de contrarrestar para mostrar la verdadera realidad del problema.

Captura de pantalla 2017-03-31 a les 15.50.56Captura de pantalla 2017-03-31 a les 15.50.49

Captura de pantalla 2017-03-31 a les 15.50.02

Espiar el móvil, pedir la geolocalización, censurar las fotos que tu pareja publica y comparte en redes sociales, u obligar a ver el chat que la pareja mantiene con otras personas. A través de este vídeo explicativo, es posible ver un decálogo de actuaciones cuyo objetivo es hacer que la sociedad reflexione, sobre todo los jóvenes, con la finalidad de erradicar esta problemática.

En palabras de la Ministra, “animamos a todos los adolescentes que se encuentren en esta situación que salgan para acompañarles en la salida de la violencia”. Para ello, además del vídeo, también se han creado 2 hashtags: #HaySalida y #fuerzaenmivoz que llaman a la participación. Aquí podéis ver el vídeo completo:

Desde Noucom, queremos también aportar nuestro granito de arena difundiendo la campaña y llamando a la sociedad a combatir la violencia de género, tanto fuera como dentro de las pequeñas pantallas .

Vídeo: Pantallas Amigas

¿Eres adicto a Internet? ¡Detéctalo!

Las nuevas tecnologías forman cada vez más parte de nuestra vida, los móviles, tablets, ordenadores o videoconsolas conectadas a la red son ya una prolongación de nosotros mismos. En cierta manera mejoran nuestra calidad de vida, nos dan libertad para ciertas cosas y una mayor comodidad a la hora de realizar ciertas tareas. Pero como toda parte positiva, existe también otra negativa. Así que lanzamos la pregunta: ¿somos adictos a Internet y las nuevas tecnologías? Según la OMS, en España se calcula que entre un 6 y 9% de los usuarios que utilizan Internet puede haber desarrollado algún tipo de adicción. Y, lo que es aún más alarmante, un 33% de las consultas de pediatría tienen que ver con temas relacionados con Internet o el uso del móvil. Según otro estudio reciente de Kelisto, casi 50.000 adolescentes tienen adicción a Internet, y casi un millón está en riesgo de padecerla. Cifras sin duda alarmantes.

¿Eres adicto a Internet? ¡Detéctalo!

Pero, ¿qué significa ser adicto a Internet?

Según Wikipedia, la ciberadicción, o trastorno de adicción a Internet, supone un uso abusivo de las nuevas tecnologías a través de los distintos dispositivos que interfiere con la vida diaria. Según una Investigación sobre conductas adictivas a Internet entre los adolescentes europeos, Eu.net.ad, cree que se puede hablar de adicción cuando se emplean más de 18 horas a la semana jugando con el ordenador, cuando se pasan más de 14 horas en redes sociales o se tienen más de 500 amigos online.

¿Cuáles pueden ser las consecuencias de un uso abusivo de Internet?

Como con todo, la moderación es la clave de todo. Pero para aquellos que ya han cruzado la delgada línea entre lo correcto y lo excesivo, puede detectarse:

  • Un incremento de fracaso escolar o laboral
  • Tendencia a la soledad, introversión o aislamiento
  • Una conducta agresiva
  • Aumento de la ansiedad
  • Alteración del sueño y la alimentación

¿Cómo prevenir esa adicción a Internet?

En China, para proteger a lo que ellos llaman “cyberyonkis”, se realizan descargas eléctricas. En nuestro país, no vamos a llegar a este extremo, así que a continuación enumeraremos algunos consejos a tener en cuenta para mantener a raya el uso de Internet. Pero algo primordial es también hablar con algún especialista que pueda asesorarnos mejor ante este tipo de conductas:

  • Lo primero que hay que tener en cuenta ante cualquier adicción, es que la persona que lo padece, debe aceptar y admitir que necesita hacer algo para cambiar esos hábitos.
  • Habría que poner un límite de tiempo al uso de los dispositivos móviles, es decir, añadir una alarma con un tiempo máximo de uso, limitando la conexión a unas horas previamente pactadas.
  • Incluir en la rutina diaria otras actividades que no impliquen el uso de Internet. Desde ayudar en las tareas del hogar, quedar con amigos, ir al cine, hacer deporte, etc. Todo sin teléfonos de por medio.

Y, sobre todo, es necesario educar y educarse acerca de las nuevas tecnologías y lo que conlleva su uso, hay que moderar su consumo y, lo más importante, mantenerse conectado del mundo real.